Tratamientos reafirmantes

Los años no pasan en balde para nadie y las imperfecciones se van manifestando en nuestro cuerpo. En muchas ocasiones, estas apariciones producen un gran impacto psicológico en las personas. Algunas se avergüenzan de su cuerpo o padecen complejo de inseguridad. No debería ser así, pero ocurre.

¿Cómo podemos evitarlo? Muy fácil. Usando diferentes tratamientos caseros y clínicos para una buena limpieza facial. En esta ocasión os vamos a recomendar los tratamientos reafirmantes.

¿Qué son los reafirmantes?

Los tratamientos reafirmantes se utilizan para hacer que nuestra piel luzca más tersa y saludable. Las diferentes técnicas permiten tonificar y reforzar las fibras elásticas dañadas por los esfuerzos del día a día.

Las fibras elásticas de nuestro organismo se van dañando cuando se estiran. El paso del tiempo, esfuerzos constantes o engordar y adelgazar muy rápido, originan roturas de estas fibras provocando estrías o lesiones perceptibles. Esas marcas que aparecen en la piel se pueden disimular o tratar con tratamientos reafirmantes.

tratamientos reafirmantes mujer

Tratamientos reafirmantes clínicos

Son los realizados por especialistas en clínicas certificadas. Asegúrate de que cumplen todas las condiciones sanitarias y realmente están capacitados para realizarlo. Desconfía de los anuncios que oferten realizarlo a domicilio o sean excesivamente baratos.

Como ya hemos indicado, los tratamientos reafirmantes van dirigidos a la piel. Esto permite que se puedan aplicar en la cara y en el cuerpo.

Los tratamientos reafirmantes corporales son los más utilizados ya que pueden ayudar a lucir un aspecto más plano y a eliminar estrías. Los lugares más comunes son los muslos, glúteos, y abdomen. Lo mejor es que no son nada invasivos. Actúan modelando y aumentando la masa muscular y estimulando las biras para aumentar la producción de colágeno y elastina.

Los tratamientos reafirmantes para el rostro buscan los mismos objetivos que las técnicas corporales, pero son más localizadas. Se suelen realizar en los pómulos, nariz y frente. La piel gana elasticidad y aumenta la producción de colágeno.

Tipos

Algunos de los tratamientos reafirmantes clínicos más utilizados son los siguientes:

  • Radiofrecuencia corporal: Se usa energía de alta frecuencia para que la temperatura de la dermis aumente. Se consigue un estiramiento inmediato y la activación de la producción de colágeno. Su uso más frecuente es para la celulitis y la obesidad.
  • Endermología: Ayuda a remodelar las zonas que no se han reducido, como los glúteos y muslos, siguiendo otros tratamientos. Consiste en un masaje terapéutico realizado con dos rodillos para que “aspire”. Amolda la zona tratada corrigiendo las imperfecciones y estimulando la circulación.

Ambos tratamientos son indoloros y no presentan ningún efecto secundario. Sí se recomienda llevar una vida saludable y beber mucha agua antes de realizarlos. Si se consigue mantener esta rutina el mayor tiempo posible, menos imperfecciones se presentarán y más efectivos serán los tratamientos.

Cosméticos reafirmantes

Los productos reafirmantes, en general, presentan una menor eficacia que los clínicos, pero ayudan a disimular las imperfecciones por un período de tiempo. En muchas ocasiones se utilizan de manera complementaria con los tratamientos para ayudar a nuestra piel a funcionar de nuevo correctamente.

Se pueden adquirir en cualquier farmacia, parafarmacia, centro especializado o supermercado. La inmensa mayoría no necesitan de receta médica. Cuando eso ocurre, se debe a que alguno de sus componentes ha de ser controlado por un especialista (esteroides, corticoides, etc.)

Los productos más utilizados son:

  • Cremas: Es el cosmético estrella. Se emplean para reducir la celulitis o reafirmar la figura. Se pueden utilizar de forma complementaria con otros tratamientos. Sus ingredientes buscan la hidratación y tensar los músculos de la piel.

Sus precios varían desde los 10 euros hasta los cientos de euros. Una opción económica es la crema Elancyl. Su precio es de 25 euros aproximadamente

  • Mascarillas: El objetivo es el mismo que el de las cremas, pero se suelen focalizar en la cara en vez de en el cuerpo. Suelen llevar aloe vera, colágeno y jugos de alimentos con alguna vitamina beneficiosa, como el limón o la naranja.

Si decides comprarla ya elaborada, ten en cuenta los ingredientes y e tu tipo de piel para que no presentes ningún efecto adverso.

Propiedades

Sus beneficios van a depender de los ingredientes de los que estén compuestos. Es importante aclarar que no es un único componente el que realiza el trabajo reafirmante. Es la combinación de varios los que consiguen este resultado. Los más utilizados son:

  • Aloe Vera: Es uno de los mejores productos para el cuidado de nuestra piel. Hidrata y cicatriza entre muchas otras propiedades.
  • Coenzima Q10: Es un componente sintético con efectos nutrientes y protectores
  • Retinol: Protege de los efectos adversos del sol y es excelente para las arrugas.
  • Vitamina E: Protege el colágeno y actúa como antioxidante
  • Vitamina C: La más conocida. Protege la piel y actúa sobre las manchas.
  • Colágeno: Lo tenemos de forma natural en nuestro cuerpo y es el encargado de que la piel presente un “aspecto más joven”. Se utiliza en la mayoría de los cosméticos.
  • Glicerina: Realiza la función de hidratante corporal y de la cara.
  • Ácido Hialurónico: Mantiene tersa y suave la piel actuando como protector de amenazas externas.
  • Algas: Son ingrediente natural muy potente a la hora de reafirmar la figura. Muchas de las cremas emplean algún tipo de alga.
  • Té verde: Es el más conocido por sus efectos antioxidantes.

Modo de empleo

Su aplicación es muy similar al resto de productos, pero se recomienda leer las indicaciones del vendedor o las pautas del especialista. En ocasiones pueden necesitar una cantidad concreta y una cantidad de tiempo determinado.

Por otro lado, intenta aplicarlo en los lugares más afectados y con la piel más sensible. Esos sitios suelen ser el abdomen, los muslos, glúteos y frente.

Opinión

Los tratamientos reafirmantes son una combinación de otras terapias para lograr que los tejidos de la piel recuperen su elasticidad. Es recomendable complementar técnicas especializadas con cosméticos para un mejor resultado.

No son solo beneficiosos para nuestro aspecto. También favorecen la recuperación de la piel y nos ayuda a sentirnos mejor con nosotros mismos.

Su precio no es muy elevado y muchos de los ingredientes puedes encontrarlos en casa. Si quieres probar sus efectos, prepárate una mascarilla con té y jugo con vitamina C. Notarás ciertos resultados.

Deja un comentario