Saltar al contenido
limpiezafacial.club

Oxígeno facial

Usar oxígeno facial para el tratamiento de nuestra piel no es nuevo, pero se ha puesto de moda hace relativamente poco. Se le conoce como “el gas de la vida” y Gracias a Cameron Díaz y Maddona, la oxigenoterapia facial está en boca de todos.

Que lo hayan puesto de moda no implica que solo sea apto para famosos o que no funcione. Personas como tú o como yo podemos utilizarlo para hacer que nuestro rostro recupere el brillo natural. Además, hay pruebas suficientes para saber que la oxigenoterapia sí funciona. Vamos a ver cómo funciona.

¿Qué es el oxígeno facial?

Es el producto que se emplea para llevar a cabo la oxigenoterapia facial, un tratamiento estético que estimula la absorción del oxígeno en nuestra piel. Gracias a esta técnica, la piel se hidrata de forma instantánea aumentando el brillo natural.

Lo mejor de este tratamiento es que está indicado para cualquier tipo de piel y es beneficiosa para la epidermis en función de cada necesidad.

Es obvio que el oxígeno por sí mismo es vital para la vida y para nuestro organismo. Si se aplica siguiendo el tratamiento, especialmente en la piel de la cara, del escote y del cuello, aumentará la producción de colágeno. Como ya hemos visto en otras entradas, el colágeno es la pieza clave para mantener una piel joven y tersa.

oxigenoterapia facial

El oxígeno es algo fundamental ya que es el encargado de proporcionar energía a las células. Hay estudios que indican que el envejecimiento de las personas se debe al descenso de los niveles de oxígeno en las células de nuestro organismo.

El precio oscila entre los 60 y 600 euros en función de la clínica y la duración. Recuerda que la experiencia es un factor importante. A veces lo barato sale caro.

Tratamientos de oxígenoterapia facial

Los tratamientos de oxigenoterapia facial se suelen hacer con dispositivos llamados vaporizadores. Aquí te pongo un listado de vaporizadores que se pueden adquirir tanto a nivel profesional como a nivel personal. Estos instrumentos pueden ser los más novedosos dispositivos del mercado y pueden variar mucho en los precios. Evidentemente, si los dispositivos son más caros, mejor y más profundo será el tratamiento.

Beneficios de la oxigenoterapia facial

La oxigenoterapia facial no solo consiste en aplicar oxígeno. Se realizan otra serie de técnicas que veremos en el siguiente apartado y también benefician a nuestra piel. Los principales aportes de la técnica son los siguientes:

  • Eliminación de piel muerta, exceso de grasa, puntos negros y poros obstruidos
  • Aumento de producción de colágeno. Es clave para un buen funcionamiento de nuestra piel.
  • Disimula las arrugas y manchas de la piel. No las elimina permanentemente, pero es un añadido.
  • Hidrata la piel. Una piel hidratada favorece la absorción de oxígeno y estimula la renovación de las células.
  • La piel se vuelve más tersa y firme.
  • Mejora la circulación de la sangre para favorecer la entrada del oxígeno.
  • Reduce los aspectos estéticos de la piel debido al acné.
  • Aporta un brillo natural y nos da una sensación de rejuvenecimiento. Este es objetivo principal.

Proceso de la oxigenoterapia facial

Este tratamiento solo se ha de realizar en centros estéticos especializados y certificados. Desconfía de anuncios que prometen realizarlo a domicilio o en sus propias casas.

Una vez aclarado esto, lo que tienes que hacer es llamar al especialista y pedir cita para que te informe de las pautas a seguir antes del tratamiento. La pauta principal será que asistas con la cara bien lavada y sin maquillar. Si tienes pendientes, no los lleves a esta cita.

Antes de iniciar el tratamiento con oxígeno, el especialista comprobará si has cumplido sus pautas e iniciará un pretratamiento.  Se suele hacer una exfoliación facial antes de empezar para eliminar la piel muerta y abrir los poros. El objetivo es que el oxígeno penetre lo mejor posible.

El siguiente paso es activar la circulación sanguínea. Se utiliza un dermaroller, un instrumento para estimular la producción de colágeno. No es doloroso. Antes de aplicar el oxígeno, se recubrirán las líneas de expresión que se van a tratar con una crema.

Este proceso dura aproximadamente 80 minutos y sus resultados son inmediatos. Es recomendable tomar entre 5 y 10 sesiones de este tipo para obtener los mejores resultados. Todo dependerá del nivel de daño que haya sufrido tu piel en el pasado. El especialista será el encargado de marcar los tiempos entre cada una de las sesiones.

Efectos secundarios del oxígeno facial y postratamiento

No hay efectos secundarios ni durante el proceso de tratamiento ni después de aplicarlo. Si se cumplen las condiciones de higiene, solo se debería notar mejoría en nuestra salud y en nuestra piel.

Algunas personas comentan que sintieron cierto agobio, quemazón o mareos durante el proceso. Estos son una gran minoría de personas y no está relacionado con el tratamiento.

Es posible que el especialista te proponga usar algún cosmético para mantener mejor el tratamiento. No está contraindicado complementarlo con otros.

Opinión

La oxigenoterapia facial es uno de los tratamientos más completos del mercado y no presenta ningún efecto secundario. En la primera sesión ya se apreciarán unos resultados más que notables, pero si no te parece suficiente, siempre puedes complementarlo con otras técnicas o productos.

No es nada invasivo y no repercutirá en tu día a día. Además, es uno de los tratamientos más naturales y seguros que podemos encontrar.

Su reducido precio lo convierten en un aliado perfecto para mejorar nuestro aspecto físico.