Nutrientes esenciales para un cabello sano

Hay muchos nutrientes esenciales para un cabello sano. Ya que cuando se trata de hacer crecer un cabello largo, grueso y brillante, hay una serie de factores en juego. La genética es ciertamente importante, al igual que la edad y el medio ambiente. También lo es proteger tu cabello del sol. Pero cuando se trata de cabello, una cosa es segura: su apariencia realmente representa lo que estás alimentando a tu cuerpo. [source].

AsegĂşrate de comer lo suficiente

Nuestros cuerpos son muy inteligentes y están muy organizados para priorizar nuestros órganos más esenciales y funciones corporales vitales por encima de todo. Los artículos auxiliares como el cabello y las uñas están bastante abajo en la lista de prioridades, aunque pueden parecerte muy importantes.

Sabiendo esto, se vuelve imperativo que para nutrir tu cabello (p. piel y uñas), su nutrición debe ser óptima en primer lugar. Si tu cuerpo está en un estado de privación continua, dirigirá todos los nutrientes para cuidar de sus funciones más importantes y tu cabello sufrirá.

Primero, tenga cuidado de consumir una dieta rica en nutrientes que tenga suficiente energía (calorías) para su edad y nivel de actividad. La mayoría de los alimentos procesados ​​son densos en calorías pero nutricionalmente pobres. Si te enfocas en comer una variedad de alimentos integrales, ya sabes, los que tienes que cortar, cocinar y preparar tú mismo, tú y tu cabello se beneficiarán. Si quieres ir un paso más allá, trata de priorizar los 7 nutrientes a continuación.

nutrientes esenciales para un cabello sano

7 nutrientes para un cabello sano

1. ProteĂ­na

Tu cabello está hecho de proteína, por lo que tiene sentido que la proteína juegue un papel crucial en lo fuerte y saludable que es. Una dieta demasiado baja en proteínas puede provocar cabello seco y quebradizo e incluso pérdida de cabello.

Recomiendo que la mayoría de los adultos consuman alrededor de 56 gramos de proteína (0,8 g/kg de peso corporal o alrededor del 10-35 % de la ingesta total de calorías) en su dieta todos los días. [source]dependiendo de la edad (las personas mayores necesitan un poco más), la dieta (los vegetarianos deben aspirar un poco más), el nivel de actividad (los levantadores de pesas y los atletas también necesitan más) y si está embarazada o amamantando (71 g / día).

Los frutos secos, las semillas, las legumbres, la carne y el pescado son buenas fuentes de proteínas. Proteínas de colágeno es particularmente útil en la formación y fortalecimiento del cabello.

2. Vitaminas del grupo B

Las vitaminas B comprenden una familia de vitaminas, muchas de las cuales son responsables de mantener el cabello fuerte, aumentar la circulación en la piel y estimular los folículos para que crezca un cabello saludable. También desempeñan un papel en la reducción de la caída del cabello y ayudan a mantener el cabello más largo y brillante.

Algunas personas creen que las vitaminas B pueden reducir las canas, pero este nutricionista canoso quiere que sepas que las canas son inevitables.

Las vitaminas B de particular interés para un cabello fuerte y saludable incluyen B2 (riboflavina), niacina, ácido pantoténico, ácido fólico, B6 y B12. Otra vitamina B, la biotina, recibe una mención de honor ya que desempeña un papel en la estimulación del crecimiento de nuevas células.

Buenas fuentes de vitamina B incluyen huevos, pollo, salmĂłn, halibut, quinua, avena, arroz integral y verduras de hoja verde.

3. Hierro

Como vegetariano a largo plazo, sé que la pérdida de cabello es una señal reveladora de que mi nivel de hierro está bajando demasiado. Los niveles muy bajos de hierro en la sangre (conocidos como anemia por deficiencia de hierro) interrumpen el suministro de nutrientes al folículo piloso, lo que, a su vez, interrumpe el ciclo natural de crecimiento del cabello y provoca la caída del cabello. Dado que tanto el folículo piloso como la raíz dependen de un suministro de sangre rico en hierro, obtener suficiente cantidad de este importante nutriente en la dieta es clave para el cabello.

Encontrará hierro hemo (derivado de animales) en carnes rojas, pollo y pescado también. hierro no hemo (derivado de plantas). en lentejas, verduras de hoja verde, semillas de calabaza y albaricoques secos. Tenga en cuenta que la vitamina C ayuda a mejorar la absorción de hierro, mientras que el calcio consumido al mismo tiempo puede interrumpirla.

4. vitamina C

La vitamina C no solo ayuda en la absorción del hierro de la dieta, sino que también es un importante antioxidante. La vitamina C también juega un papel vital en la producción de proteína de colágeno, que actúa para fortalecer los vasos sanguíneos que irrigan y enriquecen los tallos del cabello. [source].

Encontrará vitamina C en frutas cítricas, kiwis, fresas, guayaba, papaya, arándanos, pimientos verdes, tomates, col rizada, brócoli y batatas.

5. vitamina e

La vitamina E es otro poderoso antioxidante que ayuda a proteger las células del daño. [source]. Mantener un suministro de alimentos ricos en vitamina E en su dieta ayudará a proteger su cabello del sol, el frío y el clima seco.

Las almendras y otros frutos secos son una excelente fuente natural de vitamina E, al igual que el germen de trigo, las semillas de girasol y las verduras de hoja verde.

6. vitamina a

La sustancia aceitosa producida por el cuero cabelludo que evita que la cabeza se seque y pique y mantiene el cabello hidratado depende de la vitamina A. [source]. Este acondicionador natural es secretado por las glándulas sebáceas y sin suficiente vitamina A, no podemos producir suficiente.

Encontrará vitamina A en los productos lácteos, el hígado y las yemas de huevo. El betacaroteno de origen vegetal es un precursor de la vitamina A y se encuentra en frutas y verduras de color naranja y rojo, como caquis, toronjas, albaricoques, calabazas, batatas, calabazas de invierno, zanahorias, tomates y verduras de hoja verde.

7. Zinc

En algunos casos, un cuero cabelludo seco y escamoso puede deberse a una deficiencia de zinc. [source]. La falta de zinc también puede causar pérdida de cabello y acné en algunas personas.

El zinc se encuentra en las ostras, la carne de res, las yemas de huevo, los cereales integrales y los cereales fortificados.

Deja un comentario