Saltar al contenido
limpiezafacial.club

Masaje facial

Tener un rostro terso, joven y saludable no es una tarea sencilla. Prácticamente todas las personas sufrimos en algún momento de nuestras vidas de algún problema con nuestro cutis. Desde una temprana edad podemos sufrir de acné, siguiendo con manchas por el sol, manchas en la piel, arrugas, cicatrices, y muchos padecimientos más.

Es por eso que es de vital importancia que realicemos ciertos rituales para prevenir la aparición de problemas y contrarrestar los existentes. Uno de ellos, son los masajes faciales.   

La gran ventaja de los masajes faciales es que es una técnica que puedes hacer fácilmente desde tu hogar y que trae consigo una gran cantidad de beneficios para tu cutis. Además, hoy en día existen en el mercado muchos aparatos y herramientas para potencializar la eficiencia de los masajes faciales.

Si quieres saber más sobre los masajes faciales y las técnicas que puedes utilizar, te invitamos a que continúes leyendo.

¿En qué consiste un masaje facial? 

Los masajes faciales han estado presentes desde hace miles de años, y forman parte de las rutinas de belleza dentro de muchas culturas alrededor del mundo. Estos consisten en estimular la capa superior de nuestro cutis para que tenga efecto en los vasos capilares subdérmicos.

Al estimular estos vasos capilares, la sangre de nuestro rostro corre con mayor facilidad, logrando múltiples beneficios para nuestro cutis. La forma de estimularlos es a través de masajes faciales, los cuales podemos realizar con nuestras manos, o con alguna herramienta de venta en el mercado.

masaje facial mujer

El masaje facial consiste en aplicar presión sobre puntos específicos de la cara, lo cual nos ayuda a liberar la tensión que se ha acumulado en ella. De esta manera, también podemos evitar la aparición temprana de líneas de expresión y disminuir las presentes.

Secreto de un buen masaje facial

El secreto de un masaje facial exitoso consiste en realizar una correcta técnica para focalizar los puntos de nuestra cara más vulnerables y hacer que se relajen, reduciendo así la tensión y estimulando la circulación de nuestro rostro.

Esta técnica es muy sencilla. Para realizar un correcto masaje facial puedes seguir los pasos que te describimos aquí.

  • Comienza con la frente, del centro hacia los extremos, haciendo ligera presión de adentro hacia afuera.
  • Continúa con la parte media de tu cara, desde la nariz hacia las mejillas, teniendo especial cuidado con la parte cercana a los lagrimales y bajo los ojos.
  • Por último, comienza con la barbilla y desliza hacia el cuello y las orejas.

Adicionalmente, con los masajes faciales puedes aprovechar para aplicar sueros, cremas, tónicos o cualquier otro producto para nutrir y reestructurar tu cara. Aprovecha que al realizar masajes faciales se estimula la circulación de tu rostro y con ello la oxigenación, siendo así más sencillo el proceso de absorción de nutrientes.

Los masajes faciales son sin duda alguna algo que no puede faltar en tu rutina de belleza del día a día.

¿Qué beneficios aporte un masaje facial? 

  • Oxigenación de tu rostro: una correcta oxigenación en nuestro cutis es vital para evitar la aparición de marcas de la edad, de manchas y de arrugas.
  • Elimina signos del estrés: El estrés y la fatiga se ven reflejadas en nuestro rostro, y de no ser tratados se acumulan creando alteraciones en tu rostro que después pueden llegar a ser muy difíciles de tratar.
  • Circulación de la sangre: Los masajes faciales contribuyen a que la sangre que corre por tus vasos capilares lo haga con mayor facilidad, ayudando así a que tu rostro se vea mucho más joven, nutrido y terso.
  • Producción de colágeno y elastina: Otro beneficio de que la circulación de nuestro rostro sea mejor, es que nos permite producir mayores cantidades de nutrientes, incluidos el colágeno y la elastina, los cuales son vitales para mantener la juventud en nuestra cara.
  • Mejora tu estado de ánimo: al realizarte un masaje facial, tu cerebro liberará serotonina, dopamina, y otras hormonas que te harán sentir bien, reduciendo así los niveles de estrés. Perfectos para relajarte después de un largo día.
  • Disminuye las marcas de la edad: Los masajes faciales ayudan a la tonificación de los músculos de tu rostro, volviéndolos así mucho más resistentes ante la aparición de las marcas de la edad, como arrugas o manchas.
  • Distribuye los nutrientes a tu rostro: Una correcta circulación permite que los nutrientes lleguen con más facilidad a tu rostro, contribuyendo la salud de este.

Herramientas y productos utilizados 

Puedes realizar estos masajes faciales con tus manos, pero su efectividad aumenta cuando utilizas una herramienta especialmente diseñada para esto. A continuación, te contamos algunas de las opciones para que incluyas los masajes faciales en tu rutina diaria:

Rodillos Manuales 

Los rodillos manuales consisten en herramientas del tamaño de la palma de tu mano, que por lo general tienen en cada extremo un rodillo de distinto tamaño. Este rodillo está hecho de algún material especial que ayude a mantener la salud de tu rostro.

Algunos modelos pueden meterse a la nevera, debido a que el efecto del frío ayuda a tonificar aún más nuestros músculos. Este puede ser el último paso en tu rutina facial diaria, te ayudará a cerrar los poros y a estar lista para tu día.

Rodillos de Jade

Entre este tipo de rodillos, hay unos que están hechos de jade. Este material es sumamente utilizado desde hace mucho tiempo, debido a que el jade cuenta con propiedades que pueden ayudarte a mejorar la salud y la apariencia de tu rostro.

Los rodillos de jade son perfectos para utilizar en las bolsas de los ojos, en el contorno de la boca y en el entrecejo. Estos son los lugares más vulnerables, por lo cual debemos de prestarles mucha más atención.

Masajeadores electrónicos 

Por último, podemos hablar de los masajeadores electrónicos. Su principal ventaja es que podemos encontrar distintos modelos que potencializan aún más la acción de los masajes.

Los que tienen radiofrecuencia, son perfectos para disminuir las manchas de la edad, mientras que aquellos que liberan una pequeña descarga eléctrica son ideales para tonificar nuestro rostro.

Busca el modelo que sea mejor para ti y tu rostro. Seguramente encontrarás el ideal.