Saltar al contenido
limpiezafacial.club

Limpiador de poros (Extractor de puntos negros)

Uno de los problemas más comunes, y el cual la mayoría de las personas sufrimos en algún momento, son los puntos negros en nuestro rostro. 

Estos puntos negros, si bien al inicio puede parecer simplemente un problema estético, que muchas veces pasa incluso desapercibido, si no nos hacemos cargo de ellos podemos llegar a tener problemas más graves con el acné.

Los puntos negros se forman después de que los residuos sebáceos y las células oxidadas se acumulan en nuestros poros, obstruyéndolos y formando una apariencia poco agradable. 

Muy seguramente, en algún momento de tu vida has intentado diferentes métodos para limpiar tus poros.

Dependiendo de la gravedad del asunto, hay métodos que van desde una simple exfoliación, hasta aquellos métodos dermatológicos que deben realizarse en una clínica con un profesional.

Por fortuna, hay muchos métodos efectivos para extraer tus poros de manera segura y sencilla desde casa. Estos métodos son útiles en la mayoría de los casos, y también te ayudan a prevenir la aparición de nuevos puntos negros.

Estamos hablando de los extractores y succionadores de puntos negros, y a continuación te contaremos un poco más sobre ellos.

Los mejores extractores de puntos negros

A continuación te expongo los mejores extractores de puntos negros que existen en el mercado. Succionadores de puntos negros para todos los bolsillos, para utilizar en casa o con fines profesionales.

Extractor de puntos negro manuales  

Si tienes algunos puntos negros que están muy enterrados, no recurras a arrancarlos con tus uñas, puesto a que puedes hacerte daño en la cara y dejarte marcas permanentes.

Lo mejor es utilizar un kit de extracción de puntos negros manual. Este lo podrás encontrar en diferentes modelos, pero básicamente consiste en un estuche que cuenta con distintas herramientas para la extracción de puntos negros.

Entre ellas, verás agujas especiales con una cuña que sirve para hacer presión justo en el área con los puntos negros. De esta manera será fácil extraerlos sin hacer daño a tu rostro. 

Limpiador de poros

Lo importante de este kit es que lo limpies muy bien cada vez que lo utilices. Puedes hacerlo con algodón y alcohol de más de 90°, o si cuentas con un aparato esterilizador es aún mejor.

Es ideal para las personas que tienen puntos negros ligeros a moderados-severos. Siempre recuerda revisar bien los manuales para que puedas utilizar cada herramienta de manera correcta, sin lastimarte y dejando tu cara como nueva. 

Un consejo antes de utilizar este tipo de herramientas, es que tomes una ducha con agua caliente o que utilices una mascarilla para abrir los poros, de esta manera será mucho más sencillo eliminar cualquier punto negro en tu cara.

Succionador de puntos negro manuales 

Otra herramienta que recomendamos en caso de tener puntos negros son los succionadores. Estos son perfectos cuando tienes puntos negros en un nivel ligero o semi-moderado. Funciona también para los puntos blancos.

Se trata de un aparato que cuenta con una pequeña boquilla que pones en tu rostro. Al encenderlo, irá succionando todos los puntos negros y la grasa acumulada que esté en tu rostro.

Este tipo de limpiadores cuentan con diferentes boquillas, colocadas en un ángulo preciso que te permitirá controlarlo de manera sencilla y sin hacerte daño. Es una manera mucho más fácil y precisa de eliminar los puntos negros, si lo comparamos con una mascarilla.

Los succionadores de puntos negros son recargables, por lo que puedes usarlo cuantas veces quieras. Cuentan además con distintos niveles de presión para que lo puedas adaptar a las necesidades de tu rostro.

Es ideal para hacer limpiezas diarias a tu cutis, previniendo la aparición de nuevos puntos negros y manteniendo siempre saludable tu rostro.

Ventajas y Beneficios de usar un limpiador de poros 

Al hacer nuestra rutina diaria, es normal que nuestro rostro entre en contacto con tierra, polvo y residuos de mucho tipo. Si utilizamos maquillaje, es un peso extra que le estamos cargando, sin mencionar la misma grasa que genera nuestra piel.

Es por esto que es tan sencillo que surja el acné y los puntos negros. Para garantizar la salud de nuestro rostro, es indispensable una correcta rutina facial que limpie a profundidad, y en esta rutina fácil debemos de incluir los limpiadores de poros.

La principal ventaja de utilizar un limpiador de poros, es que mantenemos saludable nuestra piel. Al deshacernos de cualquier residuo, evitamos las infecciones que después pueden llegar a generar acné severo. Por consecuencia, tendremos también la ventaja de que nuestra piel siempre se verá joven y radiante.

Otra ventaja de estos limpiadores es que son sumamente sencillos de utilizar. Puedes completar tu rutina fácil desde casa, con la ventaja de que puedes elegir la herramienta que mejor se acomode a tu tipo de rostro.

Los beneficios que te trae un rostro limpio son diversos. Por un lado, nos encontramos mucho menos propensos a infecciones que generan acné severo. Nuestra piel puede concentrarse más en generar nutrientes como colágeno y elastina, además de que se vuelve más efectiva la absorción de sustancias que coloquemos en nuestro rostro, como cremas y sueros.

¿Cómo usar un limpiador de poros? Preparación previa de la piel. 

Como mencionamos anteriormente, es recomendable tomar ciertas medidas antes de utilizar cualquier limpiador de poros. Muchas veces, nuestros poros se encuentran tan cerrados que es difícil lograr una correcta extracción, llegando incluso a hacernos daño.

Antes de utilizar un extractor de puntos negros, deberás abrir tus poros. Una forma muy sencilla de hacerlo es tomar una relajante ducha de agua caliente. Puedes combinarla con un difusor de esencias aromáticas como eucalipto o manzanilla, para ayudar al proceso.

Si no tienes tiempo de tomar una ducha, puedes hacer una infusión manzanilla, y acercar tu rostro al vapor que se genera una vez haya hervido y esté fuera del fuego. Ten cuidado de no quemarte. Con un algodón puedes dar pequeños toquecitos a tu piel con esta infusión para ayudar a abrirlos.

También puedes utilizar una crema o suero de venta comercial que sea especial para abrir los poros.

Una vez tus poros estén abiertos, simplemente debes de pasar las herramientas por tu rostro. Comienza con una ligera presión y auméntala según consideres necesario. Verás que los puntos negros saldrán de tu rostro, y bastará con que limpies tu cara con un algodón.