Saltar al contenido
limpiezafacial.club

Acné

El acné es un problema de la piel que se presenta de una forma muy antiestética. Muchas personas se sienten incómodas cuando lo sufren y se avergüenzan dando lugar a problemas psicológicos y sociales. En algunas ocasiones es inevitable, pero siempre hay formas de reducirlo o eliminarlo por completo.

¿Qué es el acné? Síntomas

El acné aflora tras el taponamiento de los folículos pilosos de nuestra piel. Al igual que ocurre con otros problemas similares, como los poros abiertos o los puntos negros, la grasa se queda incrustada en la salida de los poros dificultando la transpiración.

La foliculitis, inflamación e infección del poro del folículo, es el resultado de ese exceso de sebo y piel muerta. Da lugar a imperfecciones más allá del acné, como las espinillas.

El aspecto desagradable que pueden presentar no es el único problema. Hay que tener en cuenta que son susceptibles de infección y en algunos casos duelen y son molestos.

limpieza facial acné

Los síntomas más comunes son:

  • Aparición de quistes
  • Erupciones en la piel
  • Costras
  • Enrojecimiento en erupciones
  • Espinillas rojas y negras
  • Protuberancias
  • Granos con pus en la punta

Productos anti acné

El acné puede ser bastante molesto, sobre todo en determinadas edades en que el tenemos muchoa obstrucción en los poros. Aunque puede subsistir cuando nos vamos haciendo adultos. Estos productos nos ayudarán a mitigarloa cualquier edad.

¿Por qué aparece el acné?

Como ya hemos indicado, la cusa principal es la obstrucción de los poros. No solo se presenta en la cara. La espalda, cuello y brazos son tres zonas bastante propensas a sufrirlos.

El clima es otro factor a tener en cuenta. El frío, reseca y daña nuestra piel haciéndola más sensible a complicaciones.

Ligado con la causa anterior, el invierno es el mejor amigo del acné. La falta del sol y las temperaturas facilitan la aparición de espinillas e imperfecciones. Esto no implica que le tenga que ocurrir a todo el mundo.

Las mujeres son más propensas a sufrirlo con mayor frecuencia debido al ciclo menstrual. Puede aparecer con fuerza o no mostrarse. No es una norma fija. Lo mismo ocurre con las embarazadas o con jóvenes en plena pubertad.

Una dieta alta en grasas favorece el colapso de los poros. Es recomendable llevar una dieta sana y equilibrada

Desmaquillarse de forma incorrecta también es un problema común ya que se acumulan residuos en nuestra piel. La falta de higiene también favorece la acumulación de suciedad.

Su agrupación se basa en su tamaño y en su apertura. En función de estos valores, se consideran graves o no.

  • Espinillas abiertas: Son los puntos negros y miden de a 1 3 mm.
  • Espinillas cerradas: Son los puntos blancos y miden de 2 a 3 mm. Son propensas a inflamarme dando lugar a otras afecciones más dolorosas
  • Granos rojos inflamados: También conocidas como pápulas. Miden algo menos de 5 mm y son bastante dolorosos.
  • Granos inflamados amarillos: Su tamaño no suele sobrepasar los 5 mm. Son dolorosos y pueden dar lugar a problemas más graves como las pústulas.
  • Granos amarillos inflamados: Miden más de 5 mm. En su interior hay pus y son fáciles de eliminar, pero aparecen de nuevo con bastante frecuencia.
  • Nódulos: Es el aspecto más grave que puede presentar el acné. Pueden convertirse en abscesos y su grosos es bastante grande.

¿Cómo prevenir el acné?

Lo más importante es no tocarse los granos. Apretarlos puede explotarlos rompiendo la curación natural. Esto origina heridas internas y cicatrices externas. También puede dar lugar a la aparición de más granos debido a la propagación de la grasa

Intenta llevar una dieta rica en verduras. Evita las comidas grasas o el azúcar ya que favorecen la aparición de sebo.

Procura no maquillarte con frecuencia y si lo haces, asegúrate de eliminarlo correctamente y limpiarte la cara después. Los restos de maquillaje son elementos que obstruyen los poros. N

Cuida tu higiene. Como ocurre con el maquillaje, la piel muerta y la suciedad también se acumulan en tu cuerpo si no tienes una buena higiene. También aumenta el nivel de grasa del organismo. Procura varios tipos de cepillo facial

Toma el sol y deja a tu piel respirar. Siempre que puedas pasea y disfruta del calor, a ser posible con una botella de agua para que el paseo sea más efectivo. Si te gusta hacer deporte, cambia el paseo o por un poco de ejercicio al aire libre. Esta actividad elimina toxinas.

Evita el estrés. Es el peor enemigo del ser humano. Muchas enfermedades surgen debido a este problema, incluidos los granos. Haz yoga y dedícate unos minutos diarios para estar bien contigo mismo.

Tratamientos para el acné

Depende el grado de acné que presentes. Podrás emplear unos tratamientos u otros.

Cremas antiacné:

Es recomendable comprarlas en parafarmacia y farmacia. No son un tratamiento milagroso, pero sí ayudan. A ser posible, consulta con tu dermatólogo antes de hacerte con ella. Su función es eliminar el exceso de toxinas y grasa. Las marcas recomendadas son “Neostrata” y “Sesderma”.

Mascarillas naturales:

Son más recomendables que las artificiales, más todavía si desconoces el motivo por el que tienes acné. Utiliza ingredientes naturales y aplícatelas entre 1 y 2 veces a la semana

  • Mascarilla de aloe vera: Es perfecta para hidratar y cicatrizar marcas de acné. Puedes comprar el gel ya hecho o hacerlo tú mismo si tienes una planta de aloe vera en casa
  • Mascarilla de levadura y cerveza: Suelen emplearse en todo tipo de pieles. Ayudan a depurar las toxinas sobrantes y a reducir la cantidad de grasa
  • Arcilla: Es uno de los remedios más antiguos. Se utiliza para extraer toxinas del organismo e importar minerales. Además, elimina dolores e inflamaciones.

Tratamientos y terapias

Si presentas un acné más grave, es posible que te manden alguno de estos tratamientos. Este contenido es meramente informativo. No realices ninguna acción sin antes consultarlo con tu médico. El resultado podría ser muy negativo para tu salud.

En los casos más graves puede que necesites medicamentos orales para poder combatirlo

  • Antibióticos: Se utiliza para combatir las bacterias. Los más comunes son la doxiciclina y la minociclina. Es recomendable que se use el menor tiempo posible.
  • Anticonceptivos orales: Se usa en mujeres y hace la función de tratamiento anticonceptivo y de prevención y eliminación del acné. El médico es el encargado de decidir.
  • Isotretinoína: Se utiliza en los casos más graves de acné. Es muy potente, pero presenta varios efectos secundarios.

Las terapias son otro remedio recomendado por el médico, pero es muy intrusivo.

  • Exfoliación química: Se usan ácidos químicos para mejorar el acné, pero no es permanente.
  • Inyección de esteroides: Se usa para tratar las lesiones nodulares
  • Terapia fotodinámica: No es fiable al 100%. Se utiliza una fuente de luz

No hemos de olvidar que el acné es algo común en los adolescentes y normalmente desaparece por sí solo con el paso del tiempo. No hay que confundir ese acné con el acné grave. Estos últimos tratamientos son solo para el grave.